domingo, 13 de marzo de 2011

TARDE LLUVIOSA PERO DE INTENSA ORACIÓN

Así se podría resumir, la tarde el primer viernes de cuaresma en la Hermandad. Después de la Eucaristía celebrada por las intenciones del Santo Padre y por los frutos de la Jornada Mundial de la Juventud le toco el turno a D. Ramón del Olmo tomar la palabra en nuestro III Pregón Interno, sencillo, humilde y lleno de cariño.
A pesar de la lluvia, que no había parado de caer en toda la tarde, aprovechando un claro y dado el reducido recorrido previsto, se decidió salir con la imagen de Jesús Nazareno que para esta ocasión lucia la túnica morada. El silencio, la austeridad, el respeto y la piedad llenaron la calle imagen, pero finalmente una fina luvia hizo presencia y hubo que acabar el Santo Vía Crucis en el interior del Templo. Fue intenso y emotivo. Una hermandad haciendo piadoso Vía Crucis en su sede canónica.